ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse


Comparte | 
 

 LIBROS DE CUENTOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Janeth
ADMINISTRADOR
avatar

Cantidad de envíos : 1049
Fecha de inscripción : 01/10/2008

MensajeTema: LIBROS DE CUENTOS   Jue Ene 08, 2009 5:47 pm

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://manualidadesromely.forosactivos.net
chanty
MIEMBRO ESTANDARD
avatar

Cantidad de envíos : 26
Edad : 42
Localización : E.U
Fecha de inscripción : 23/01/2009

MensajeTema: lindo   Vie Ene 23, 2009 9:48 pm

esta muy linda la pagina que nos muestras albiejanet gracias
a mi me gusto esta



Hubo una vez una joven muy bella que no tenía padres, sino madrastra, una viuda impertinente con dos hijas a cual más fea. Era ella quien hacía los trabajos más duros de la casa y como sus vestidos estaban siempre tan manchados de ceniza, todos la llamaban Cenicienta.

Un día el Rey de aquel país anunció que iba a dar una gran fiesta a la que invitaba a todas las jóvenes casaderas del reino.

- Tú Cenicienta, no irás -dijo la madrastra-. Te quedarás en casa fregando el suelo y preparando la cena para cuando volvamos.

Llegó el día del baile y Cenicienta apesadumbrada vio partir a sus hermanastras hacia el Palacio Real. Cuando se encontró sola en la cocina no pudo reprimir sus sollozos.

- ¿Por qué seré tan desgraciada? -exclamó-. De pronto se le apareció su Hada Madrina.

- No te preocupes -exclamó el Hada-. Tu también podrás ir al baile, pero con una condición, que cuando el reloj de Palacio dé las doce campanadas tendrás que regresar sin falta. Y tocándola con su varita mágica la transformó en una maravillosa joven.



La llegada de Cenicienta al Palacio causó honda admiración. Al entrar en la sala de baile, el Rey quedó tan prendado de su belleza que bailó con ella toda la noche. Sus hermanastras no la reconocieron y se preguntaban quién sería aquella joven.

En medio de tanta felicidad Cenicienta oyó sonar en el reloj de Palacio las doce.

- ¡Oh, Dios mío! ¡Tengo que irme! -exclamó-.



Como una exhalación atravesó el salón y bajó la escalinata perdiendo en su huída un zapato, que el Rey recogió asombrado.

Para encontrar a la bella joven, el Rey ideó un plan. Se casaría con aquella que pudiera calzarse el zapato. Envió a sus heraldos a recorrer todo el Reino. Las doncellas se lo probaban en vano, pues no había ni una a quien le fuera bien el zapatito.

Al fin llegaron a casa de Cenicienta, y claro está que sus hermanastras no pudieron calzar el zapato, pero cuando se lo puso Cenicienta vieron con estupor que le estaba perfecto.

Y así sucedió que el Príncipe se casó con la joven y vivieron muy felices.

FIN
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chanty
MIEMBRO ESTANDARD
avatar

Cantidad de envíos : 26
Edad : 42
Localización : E.U
Fecha de inscripción : 23/01/2009

MensajeTema: los tres cerditos   Vie Ene 23, 2009 9:49 pm

LOS TRES CERDITOS

En el corazón del bosque vivían tres cerditos que eran hermanos. El lobo siempre andaba persiguiéndoles para comérselos. Para escapar del lobo, los cerditos decidieron hacerse una casa. El pequeño la hizo de paja, para acabar antes y poder irse a jugar.

El mediano construyó una casita de madera. Al ver que su hermano pequeño había terminado ya, se dio prisa para irse a jugar con él.

El mayor trabajaba en su casa de ladrillo.

- Ya veréis lo que hace el lobo con vuestras casas- riñó a sus hermanos mientras éstos se lo pasaban en grande.

El lobo salió detrás del cerdito pequeño y él corrió hasta su casita de paja, pero el lobo sopló y sopló y la casita de paja derrumbó.

El lobo persiguió también al cerdito por el bosque, que corrió a refugiarse en casa de su hermano mediano. Pero el lobo sopló y sopló y la casita de madera derribó. Los dos cerditos salieron pitando de allí.

Casi sin aliento, con el lobo pegado a sus talones, llegaron a la casa del hermano mayor.

Los tres se metieron dentro y cerraron bien todas las puertas y ventanas. El lobo se puso a dar vueltas a la casa, buscando algún sitio por el que entrar. Con una escalera larguísima trepó hasta el tejado, para colarse por la chimenea. Pero el cerdito mayor puso al fuego una olla con agua. El lobo comilón descendió por el interior de la chimenea, pero cayó sobre el agua hirviendo y se escaldó.

Escapó de allí dando unos terribles aullidos que se oyeron en todo el bosque. Se cuenta que nunca jamás quiso comer cerdito.

FIN


Última edición por chanty el Vie Ene 23, 2009 9:53 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chanty
MIEMBRO ESTANDARD
avatar

Cantidad de envíos : 26
Edad : 42
Localización : E.U
Fecha de inscripción : 23/01/2009

MensajeTema: CAPERUCITA ROJA   Vie Ene 23, 2009 9:52 pm

CAPERUCITA ROJA


Había una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la muchachita la llevaba tan a menudo que todo el mundo la llamaba Caperucita Roja.

Un día, su madre le pidió que llevase unos pasteles a su abuela que vivía al otro lado del bosque, recomendándole que no se entretuviese por el camino, pues cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre andaba acechando por allí el lobo.

Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos: los pájaros, las ardillas...

De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella.

- ¿A dónde vas, niña?- le preguntó el lobo con su voz ronca.

- A casa de mi Abuelita- le dijo Caperucita.

- No está lejos- pensó el lobo para sí, dándose media vuelta.

Caperucita puso su cesta en la hierba y se entretuvo cogiendo flores: - El lobo se ha ido -pensó-, no tengo nada que temer. La abuela se pondrá muy contenta cuando le lleve un hermoso ramo de flores además de los pasteles.

Mientras tanto, el lobo se fue a casa de la Abuelita, llamó suavemente a la puerta y la anciana le abrió pensando que era Caperucita. Un cazador que pasaba por allí había observado la llegada del lobo.

El lobo devoró a la Abuelita y se puso el gorro rosa de la desdichada, se metió en la cama y cerró los ojos. No tuvo que esperar mucho, pues Caperucita Roja llegó enseguida, toda contenta.

La niña se acercó a la cama y vio que su abuela estaba muy cambiada.

- Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes!

- Son para verte mejor- dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela.

- Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes!

- Son para oírte mejor- siguió diciendo el lobo.

- Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!

- Son para...¡comerte mejoooor!- y diciendo esto, el lobo malvado se abalanzó sobre la niñita y la devoró, lo mismo que había hecho con la abuelita.

Mientras tanto, el cazador se había quedado preocupado y creyendo adivinar las malas intenciones del lobo, decidió echar un vistazo a ver si todo iba bien en la casa de la Abuelita. Pidió ayuda a un segador y los dos juntos llegaron al lugar. Vieron la puerta de la casa abierta y al lobo tumbado en la cama, dormido de tan harto que estaba.

El cazador sacó su cuchillo y rajó el vientre del lobo. La Abuelita y Caperucita estaban allí, ¡vivas!.

Para castigar al lobo malo, el cazador le llenó el vientre de piedras y luego lo volvió a cerrar. Cuando el lobo despertó de su pesado sueño, sintió muchísima sed y se dirigió a un estanque próximo para beber. Como las piedras pesaban mucho, cayó en el estanque de cabeza y se ahogó.

En cuanto a Caperucita y su abuela, no sufrieron más que un gran susto, pero Caperucita Roja había aprendido la lección. Prometió a su Abuelita no hablar con ningún desconocido que se encontrara en el camino. De ahora en adelante, seguiría las juiciosas recomendaciones de su Abuelita y de su Mamá.

FIN
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
vickysbubbles
MIEMBRO OBSESIVO
avatar

Cantidad de envíos : 123
Edad : 41
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Hola janet!   Mar Feb 03, 2009 11:56 pm

Gracias por la pagina, esta padrisima!!!!!
Amo los cuentos e historias!! I love you
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Janeth
ADMINISTRADOR
avatar

Cantidad de envíos : 1049
Fecha de inscripción : 01/10/2008

MensajeTema: Re: LIBROS DE CUENTOS   Miér Feb 04, 2009 5:13 pm

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://manualidadesromely.forosactivos.net
maggi
MIEMBRO ASIDUO
avatar

Cantidad de envíos : 77
Edad : 43
Fecha de inscripción : 26/04/2009

MensajeTema: Re: LIBROS DE CUENTOS   Sáb Mayo 02, 2009 7:25 pm

Hola!!
Unos de mis pasatiempos favoritos (aparte de las manualidades Surprised ) es leer... Leo casi todo lo que pasa por mis manos, pero mi lectura favorita generalmente son las novelas de suspense, entre mis autores favoritos estan Stephen King, Edgar Allan Poe, ademas de novelas clasicas, aunque ultimamente me enganche totalmente con la saga de las novelas de Crepusculo y las de Harry Potter
Tengo varias novelas en formato electronico si les interesa, me avisan.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Janeth
ADMINISTRADOR
avatar

Cantidad de envíos : 1049
Fecha de inscripción : 01/10/2008

MensajeTema: Re: LIBROS DE CUENTOS   Mar Mayo 05, 2009 5:26 pm

ME ENCANTA EDGAR ALLAN POE ES EL MEJOR ESCRITOR DE SUSPENSO....





GATO NEGRO lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://manualidadesromely.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: LIBROS DE CUENTOS   

Volver arriba Ir abajo
 
LIBROS DE CUENTOS
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LOS CUENTOS DE CANTERBURY, de Geoffrey Chaucer
» "Un Tesoro de ¿Libros?"
» Versiones posteriores de Cuentos tradicionales y sus Oscuros origenes D:!
» cuentos de los hermanos grimm
» CUENTOS MARAVILLOSOS..

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ROMELY :: LIBROS-
Cambiar a: